Charla con Bisila Bokoko

Directora Ejecutiva de la Cámara de Comercio España – EEUU en Nueva York (2005-2012). Es una de las 10 mujeres más influyentes en el mundo de los negocios de América. Fundadora y CEO de BBES International.

Bisila Bokoko, Directora Ejecutiva de la Cámara de Comercio España – EEUU en Nueva York (2005-2012) y una de las 10 mujeres más influyentes en el mundo de los negocios de América. Fundadora y CEO de BBES International, se ha tomado un café virtual con Yola Fortes, en su canal de Youtube, SlowAction Loving Place. ¡Esperamos que lo disfrutes!

SlowAction Loving Place es un espacio de conectividad interpersonal para personas con voz propia y con ganas de transformar los recursos actuales en una puerta de entrada a mejores decisiones y acciones, tanto en los negocios como en la actitud de vida.

En este café, de 30 min., con Bisila, hablamos de cómo ver la transformación, tanto a nivel personal como profesional, de estos momentos que vivimos de encierro, con el COVID-19 y de qué oportunidades nos están llamando a la puerta y aún no alcanzamos a ver.

Y si lo que prefieres es leerte un RESUMEN. Aquí lo tienes! 🙂

El mensaje que Bisila da a todos los empresarios que, en estos momentos pueden llegan a sentirse un poco perdidos o pensar “qué va a ser de mí, qué va a pasar después”, porque estáis/estamos, viviendo un presente que nos hace sentirnos incómodos, es el siguiente:

  1. Lo que no debemos de hacer en estos momentos de aislamiento es aislarnos. Tenemos las redes, la tecnología y tenemos que sentir que no estamos solos, por lo que, para no sentirte solo, no conviene que hagas o decidas en soledad.

 

  1. Busca un apoyo puntual. La gran dificultad que tienen estas transformaciones es que no las hemos pedido y nos han llegado como una bofetada. La metamorfosis a la que nos obliga la vida, e incluso nosotros mismos porque ya estamos cansados de hacer igual, es que esta situación en concreto no la debemos afrontar solos. Por supuesto que no es obligatorio tener un coach o mentor, pero si apoyarse en una red que te sostenga, en libros, en cafés virtuales, en personas que sean objetivas y no catastrofistas. Esta es una etapa que, como todas, van y vienen y en cada una, necesitamos cosas y personas diferentes.

 

  1. No podemos olvidar que todos estamos en el mismo barco: o tienes que emprender, o reinventar la rueda. Por eso es importante que nos apoyemos. Es un momento histórico porque todos los países estamos viviendo lo mismo, independientemente de la raza, religión, economía. Es un momento de conexión, de búsqueda de nuevas alternativas. Y esta sensación la elegimos cada uno, cómo afrontarlo. Elige qué muletas te permiten abrirte a lo nuevo. Busca aire fresco en personas ajenas que te dan puntos de vista objetivos y te muestran pasos nuevos.

 

  1. Esta situación es como una preparación del guerrero: debes usar y mezclar todas las metodologías habidas y por haber. Hay que prepararse. Pon en cuarentena tu valor personal que has olvidado y que debes poner al servicio global, desde tu individualidad única, como tu huella dactilar.

 

  1. Somos una huella dactilar, únicos, y el trabajo de introspección es fantástico para valorar, para descubrir, para encontrar un silencio que, se encuentra en casa y que el encierro te muestra, de forma ruda y obligada. Son tesoros escondidos a ver y piedras interiores que mover. Correr como lo hemos hecho ha sido un escape a esa aventura interior que no viene de gratis. Es un viaje que está teniendo un coste.

 

  1. Cambiar la forma de trabajar. El teletrabajo está mostrando una visión diferente y está mostrando un lado desconocido y positivo de las personas. Conocemos la parte más personal de los trabajadores, colaboradores, compañeros. Las empresas también están haciendo o tienen que hacer ese viaje de introspección, descubriendo un lado nuevo de la empresa, como funcionar y ser más eficientes y la valoración de tu vida personal, con la profesional, porque ahora mismo hay una fusión. Dentro de esa metamorfosis, las empresas también están viviendo su momento de crecimiento espiritual.

 

Nos hemos dado cuenta que las reuniones que hacíamos no nos llevaban a nada. Ahora estamos más pendientes de que el tiempo de los demás vale oro y que también tenemos en cuenta el estado de la otra persona, ya que, la primera pregunta que hacemos ahora es: ¿Cómo estás? ¿Cómo lo llevas? Ahora ponemos al ser humano delante y antes era: “Buenos días, esta es la orden del día…”

 

  1. Van a pasar cosas increíbles porque cuando nos volvamos a ver, el mirarse a los ojos va a ser un regalo. La trasformación en las empresas va a ser reveladora. Ahora todos vamos a ser y sentirnos emprendedores incluidos los niños. Vamos a tener que tener una mente emprendedora. Un cambio de mindset que nos enseñe, muestre, obligue, a buscar soluciones que ya nadie nos puede dar hechas.

 

  1. Viene un mundo nuevo pero muy excitante porque lo que ésta crisis nos da es una perspectiva global de lo que funciona y de lo que no. Como ciudadanos del mundo sabemos lo que nos interesa mantener y lo que no. Queremos unas relaciones humanas verdaderas y cambiar las estructuras. No somos departamentos estancos ni países estancos. Lo que pasa en un país nos afecta en el otro.

 

La globalización es esto: problemas globales que requieren soluciones globales. Ahora si o si tenemos que colaborar y cooperar. Qué tengo, a quién ayudo, qué necesitamos como grupo.

 

  1. Los momentos de agobio, son lo que nos ayudan a sentir ahora, de un modo diferente: un rayo de sol, abrazar un árbol… Esto hace pensar y entender cuáles son las prioridades principales. Como humanos, no crecemos en la zona de confort y no somos conscientes de lo que tenemos hasta que lo perdemos. La atención la poníamos en lo que no tenímos y las crisis nos ayudan a crecer y nos ayudan a apreciar lo que tenemos para poder crecer desde ahí.

 

  1. El futuro no está escrito. Solo abrimos una puerta nueva cuando algo nos molesta o nos incomoda y la abrimos por obligación. Son oportunidades lo que tenemos. Lo único que permanece es el cambio, pero tampoco estamos preparados para algo como lo que estamos viviendo. Tenemos que construir desde esta incertidumbre que no sabemos cuánto va a durar y que va a salir de ella, y lo que va a pasar.

 

 

DECÁLOGO

  1. Ser adaptables
  2. Ser flexibles
  3. Replantearnos el concepto de trabajo
  4. Replantearnos los estilos de vida
  5. Cuidarnos a nosotros mismos
  6. Dejar las excusas tipo no tengo tiempo
  7. Estar presentes y disfrutar de una película sin el móvil en la mano,
  8. Organizarte de un modo diferente para disfrutar de lo que tienes entre manos.
  9. Volvernos prácticos y disfrutar de la practicidad
  10. Recuperar cosas que habíamos dejado de hacer

 

Frase mantra: Hacer diferente nos revela soluciones diferentes.

 

Ha sido un placer, Bisila! Gracias, gracias, gracias!

¡Abrazo!

 

LinkedIn · Instagram · Twitter · Guía Suscriptores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies