Sosiégate antes de entrar a reuniones complejas.

¿Sabes que hay gestos (mudras*) que, usados de modo constante y consciente, nos ayudan a mejorar nuestra actitud ante los conflictos, nos ayudan a aumentar nuestra vitalidad en momentos de cambio, a sosegarnos antes de entrar a reuniones complejas? 😉

El mudra de la foto te permite eliminar toxinas y cargarte de energía. Se constante. Todos los días, de 3 a 5 minutos, 2 o 3 veces al día Lograrás claridad y conciencia interior, de esa de done sale la alegría, la calma y el amor interior.

* Los mudras o yoga de las manos se basa en ejercer una ligera presión al mantener, durante unos minutos, una determinada postura con los dedos. Esto genera una energía que ayuda a recuperar el equilibrio de determinado órgano o estado emocional, de tal manera que armonizamos procesos físicos o mentales, casi con la misma eficacia que si hiciésemos yoga con todo el cuerpo.

6 Claves para adaptarse al trabajo del futuro.

En 2025 sonará extraño eso de «ir a trabajar» y para entonces los profesionales serán los dueños de su conocimiento y las empresas tendrán que competir por atraer a los mejores

Puestos bajo demanda, trabajar sin ir al trabajo, colaboración entre humanos e inteligencia artificial en una nueva relación laboral; una flexibilidad nunca vista que implica consecuencias profesionales y personales a las que tendremos que adaptarnos; trabajo por proyectos y fórmulas de empleo independientes; nuevas profesiones que ni imaginamos y otras que hoy tienen éxito y ofrecen empleo y que pronto quedarán obsoletas; convivencia definitiva de varias generaciones en las empresas; nuevas fórmulas de reclutamiento; cambios demográficos… Son algunos de los factores determinantes que EY señala en su análisis Tax for business leaders publicado recientemente en Financial Times, y que hablan de cómo trabajaremos en 2025.

Conociendo cómo será el trabajo en la próxima década cabe preguntarse si hoy es posible adaptarse a lo que vendrá en el futuro:

TRABAJAR SIN IR A LA OFICINA

¿Será posible que cada vez más profesionales dejen de estar en la sede de la compañía en la que trabajan para desarrollar su actividad diaria? Este «trabajar sin ir al trabajo» tiene mucho que ver con una nueva relación laboral que se orienta básicamente a prestar servicios antes que al contrato tradicional por horas. Con esta nueva relación laboral desaparece la ubicación física en la empresa, el cargo, y la necesidad de que haya un jefe o sea necesaria la supervisión.

UNA NUEVA FLEXIBILIDAD

Las relaciones laborales estarán más orientadas a la prestación de servicios que al contrato tradicional por horas, y los presupuestos tradicionales sobre la conciliación de la vida laboral y la personal estarán obsoletos. Así, tenderemos a hablar de integración más que de conciliación, porque la disponibilidad de 24 horas y la injerencia de las compañías en nuestra esfera privada será algo cotidiano. Atender a esta exigencia será (ya lo es) una decisión personal que tendremos que gestionar adecuadamente.

QUIÉN GESTIONA EL CAMBIO

Para empezar, los departamentos de recursos humanos estarán cada vez más cercanos al negocio, actuando como business partners. La transformación digital de las compañías implica retos definitivos para el área de recursos humanos: liderar este cambio, las redes sociales corporativas, la relación con los candidatos, el digital employer branding, la búsqueda de perfiles digitales, o los programas de referrals. Además, tendrá que entender y gestionar la movilidad de los profesionales; deberá alinear la comunicación cuando el equipo está repartido por el mundo, con diferentes formas de colaboración, aportando su talento único al grupo. Y en ese escenario cambiante e incierto será necesario gestionar la transformación dentro de la propia organización.

ADIÓS CONTRATOS…

En el futuro, los trabajadores serán los dueños de su conocimiento y cada vez serán más los que trabajen por su cuenta …. Estos profesionales también se decantan por una relación más flexible que les permite cierta libertad para diversificar sus clientes y, de esta manera, nutrirse de la experiencia de trabajar para varios proyectos marcados por la innovación tecnológica. Las grandes organizaciones se plantean ahora aprender de las start up. Las corporaciones carecen de la flexibilidad para adaptarse a estos perfiles movidos por la rapidez y la eficacia. Empresas como Google han tratado de solucionarlo creando equipos de trabajo más pequeños que permitan esos entornos que estos profesionales demandan.

OTRA RETRIBUCIÓN

¿Cuánto cuesta la creatividad? ¿Y la independencia? Cómo se paga a este colectivo independiente es la gran incógnita. ¿Están preparadas las organizaciones para pagar más a quien realmente más aporta? La retribución tiene que adaptarse a este panorama en el que los contratos mercantiles serán la tónica dominante. Parece evidente que cuanto más único sea el conocimiento, más estarán dispuestas a pagar las empresas por el mismo, sobre todo si se trata de quitárselo a la competencia.

¿PROFESIONES SOSTENIBLES?

Quizá los trabajos con éxito -la mayoría de ellos hoy no existen- no sean sostenibles en el tiempo. Es posible que muchos no logren perdurar y dejen empantanados a miles de profesionales en lo que hoy se denominan nuevos perfiles. Hay quien se siente seguro tras las denominaciones novedosas de los customer success, brand evangelist, scrum master, o growth hacker, pero estos puestos que surgen para satisfacer las demandas del mercado de trabajo y de las empresas tal vez no sean la solución definitiva a la búsqueda de trabajo.

Es posible que nos encontremos ante una burbuja de profesiones, y que en el futuro también sea muy difícil aconsejar a alguien que tome el camino de esas nuevas ocupaciones.

Hoy no resulta fácil distinguir entre lo que es y será una nueva profesión y lo que tan sólo es una función o una tarea temporal a la que obliga la tecnología que está vigente en un momento determinado. Una profesión no es algo que necesariamente se estudia, sino que es una especialidad reconocida por la que el mercado te busca y está dispuesto a contratar tus servicios.

Puedes leer la noticia original aquí.

Las 10 competencias clave más demandadas para el 2020

Que las personas tenemos que autoevaluarnos con frecuencia es ya parte de nuestro desarrollo personal y profesional así como lo es actualizarse en nuestras habilidades.

Da igual que trabajes para otros o lo hagas para ti, si quieres permanecer en un nivel destacado de rendimiento, comparto contigo el estudio global que identificó las 10 ha­bi­li­da­des prin­ci­pa­les  que serán más de­man­da­das en el año 2020:

10. Flexibilidad cognitiva:  habilidad de pensar simultaneamente sobre múltiples conceptos.

9. Capacidad de negociación:  especialmente importante para puestos de trabajo informáticos y matemáticos, como analistas de datos, desarrolladores de software. También muy importante en artes y trabajos de diseño (diseñadores industriales y comerciales).

8. Servicios de orientación: entendida en el informe de Insider como “la búsqueda activa de formas de ayudar a los demás y habilidades sociales”. Será una habilidad de relevancia creciente, mientras robots y automatización destruyen puestos de trabajo.

7. Juicio y toma de decisiones: capacidad de analizar la creciente cantidad de datos que recogen las organizaciones para poder tomar decisiones.

6. Inteligencia emocional: porque los robots “aún”  no podrán analizar lo que creen que piensan las personas, aunque de hecho puedan sustituirlas en muchos trabajos.

5. Coordinación: una habilidad social que permite colaborar, ajustando nuestras acciones en relación con los demás.

4. Gestión de personas: conjunto de habilidades que implican ser capaz de motivar y desarrollar a otros. Serán muy demandadas en gerentes de las industrias energéticas y de los medios de comunicación.

3. Creatividad: en el décimo puesto en la lista de 2015, pasará en 2020 a estar entre las 3 primeras. Se valorará especialmente la capacidad de identificar la forma de utilizar las nuevas tecnologías y la creación de nuevos productos y servicios.

2. Pensamiento crítico: A pesar del avance inexorable de la automatización, esta será una capacidad “aún” necesaria para identificar las fortalezas y debilidades de las diferentes soluciones y enfoques.

1. Resolución de problemas complejos: una habilidad básica a pesar del aumento de datos para ayudar a tomar decisiones. Ya en 2015 esta habilidad era una de las más demandadas y seguirá siendo la más deseada en 2020. De hecho, se espera que esta habilidad sea la principal entre las requeridas en el 36% de todos los puestos de trabajo.

¿Cuáles ya tienes y cuáles consideras que debes potenciar?

Puedes acceder al artículo original aquí.

Un abrazo,

Yolanda

Mis Valores

Para lograr un Cambio de Paradigma y de Actitud es necesario impulsar un nuevo Aprendizaje enfocado a la evolución y mejora de la cultura empresarial y de las Personas que la componen. DESORGANIZADORA CORPORATIVA, Formación No Convencional en la Era del Cambio” representa un RETO y una OPORTUNIDAD para todas las organizaciones a la hora de aumentar el potencial de su principal y más valioso activo, las personas, y guiar el negocio hacia el nuevo futuro.

Valores Personales:

  • Compromiso y Sentido de Pertenencia.
  • Confidencialidad y Responsabilidad.
  • Conciliación Personal y Profesional.

 

Valores Corporativos:

  • Excelencia Consciente y Mejora Continua.
  • Dinamismo y Metodología de Rendimiento.
  • Respeto y Honestidad para Armonizar Relaciones.

 

Valores Organizacionales:

  • Compromiso y ética para Priorizar y Minimizar los Recursos Invertidos.
  • Calidad y Satisfacción ante las Acciones Realizadas.
  • Coherencia y Compromiso con los Valores Personales.

 

MisValoresSonComoYoTransparentes

Misión y Valores

*  *   *   *

MI MISIÓN

Ayudarte a mejorar tu autonomía, día a día, como MUJER PROFESIONAL. A organizarte en torno a pequeños equipos humanos (mentora, secretaria, asistenta, comercial, contable, asesoría, gestoría, abogado, asesor financiero…) estimulando así tu capacidad para cambiar creencias y recuperar habilidades, aptitudes personales y profesionales.

*  *   *   *

Mis Valores

Para lograr un Cambio de Paradigma y de Actitud es necesario impulsar un nuevo Aprendizaje enfocado a la evolución y mejora de la cultura empresarial y de las Personas que la componen por ello, los valores son muy importantes en nuestra compañía.

Valores Personales:

  • Compromiso y Sentido de Pertenencia.
  • Confidencialidad y Responsabilidad.
  • Conciliación Personal y Profesional.

Valores Corporativos:

  • Excelencia Consciente y Mejora Continua.
  • Dinamismo y Metodología de Rendimiento.
  • Respeto y Honestidad para Armonizar Relaciones.

Valores Organizacionales:

  • Compromiso y ética para Priorizar y Minimizar los Recursos Invertidos.
  • Calidad y Satisfacción ante las Acciones Realizadas.
  • Coherencia y Compromiso con los Valores Personales.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies