¿Qué es un FALADOIRO?

¡¡¡Pues es ya está aquí! El primer FALADOIRO de muchos. El próximo día 10 en Atlántico Atelier&Arte en Vigo.

Y, ¿qué es un FALADOIRO? #Gallegos, ¿recordáis que, no hace mucho, nuestras abuelas se reunían en los «lavaderos» para charlar? Pues queremos recuperar esa ESENCIA. Queremos dejar de lado toda la tecnología, liberar las manos, la visión, la mente y PRESTAR ATENCIÓN de un modo diferente.

Vivir un “faladoiro” es vivir un “círculo”, vivir la experiencia de disponer de tiempo para nosotros, sin prisas, para mirarnos hacia dentro y conectar con lo que realmente estamos sintiendo, en compañía de otras personas de carne y hueso.

Queremos recuperar esa sensación de… “por el simple placer de hablar, sin buscar beneficios inmediatos, el beneficio es doble”

Además, estará con nosotros Hector Jesus Rodriguez Alvarez, que es el escultor de las obras que habrá ese día expuestas y conversaremos con él, sobre «creatividad y autoliderazgo personal». Será un tiempo de y para personas. Un tiempo de compartir, aprender y sentir.

Aquí la página del EVENTO  https://goo.gl/J4yDCV  para que sigáis todas las novedades. Y, RECORDAD RESERVAR PLAZAS porque son limitadas.

Deseando conoceros y compartir charla!

Abrazos!

Yolanda

¿Infoxicación? ¿Intoxicada de qué? Ay!

Estamos en la época de la infoxicación. De la quéeee!?!? Sí, en la época del exceso de información, del exceso de tareas, del exceso de interrupciones…

Vivimos en la época del YA, del TODO INMEDIATAMENTE aunque sin saborear más de 2 segundos cada novedad que pasa por nuestros ojos, oídos y/o manos.

 

¡¿¡¿¡¿Tan rápido vivimos que no nos damos cuenta de ello!?!?!?

¿Y por qué yo lo sé y tú no?

Pues no te creas que lo descubrí hace mucho. Pero si te puedo decir que lo reafirmé hace unos días cuando, en mi casa, instalamos en la pared un reloj de esos de hace más de 30 años, con rueda como marcador numérico. ¿Te acuerdas de esos teléfonos?

Descubrí que para marcar un número de teléfono, necesitaba más de 2 segundos, es decir, los dos segundos que me lleva ir al móvil, darle a la inicial en contactos y llamar.

En ese momento, se me aceleró el corazón. Me sentí fatal. Miré a mis hijos de 7 años y 3 años. Me senté en el sofá. Y me dediqué unos minutos que me parecieron horas.

Vamos sobrecargados en todos los sentidos a pesar de que, cada vez, los móviles y los portátiles pesan menos…. Sobrecargados de información, de formación, de aprendizaje, de conocimiento, de saber, de querer tener, de aparentar, de ser sin sentir, de decidir sin pensar…

Y ahí, entramos en conflicto con nosotros mismos. Estamos preparados como nunca pero nuestra mente y nuestro cuerpo no reaccionan a esa preparación. Empezamos a recibir señales de alerta que no se corresponden con nuestra preparación, ni con nuestra edad, ni con nuestro estatus social. Nos encontramos de frente con nuestra falta de atención, nuestra falta de concentración, nuestra dificultad para conciliar el sueño, con problemas de digestión…

 

Hasta dejamos de saber tomar decisiones y tenemos problemas para ver con claridad lo que nos depara el momento actual. Entonces, ¿qué desarrollo profesional vas a lograr de este modo?

Abrazos miles,

Yolanda

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies