Foro Tiempo de Mujeres #TDMMadrid18 #Repsol #Madrid

Hace un par de semanas, tuve la fortuna de poder asistir al #Foro de #LiderazgoFemenino y #Empresa, Tiempo de Mujeres. Un fantástico un punto de encuentro para mujeres con muchas ganas de crecer personal y profesionalmente.

El objetivo de Tiempo de Mujeres no es solo potenciar las habilidades de liderazgo de las mujeres en España a través del conocimiento, sino también mediante el intercambio entre las asistentes, con espacios diseñados para un práctico networking.

Un lugar espectacular, dentro del edificio #Repsol #Madrid

 

Quiero compartir contigo algunas de las píldoras (in)formativas que me traje para Galicia, empezando con Mónica Mendoza, una crack de las ventas y con la que reírse es mortal. Mónica nos contó, en su ponencia, Inteligencia emocional y mujer. Rompiendo tópicos, entre muchas otras cosas que:

1.- Hasta que no nos empoderemos a nosotras mismas y nuestro monólogo interior, no dejaremos de autoflajelarnos.

2.- Tenemos que trabajar lo que nos hace diferentes de los demás.

3.- Brillas cuando aceptas tu esencia y no te comparas con los demás.

Y acabamos su ponencia al grito eufórico de «YO SOY LA OSTIA». Es una profesional de pies a cabeza y bastante cañera. Si algún día tienes la oportunidad de asistir a verla, no lo dudes ni medio segundo.

 

En una de las mesas redondas, cuyo tema fue El deporte como herramienta de empoderamiento femenino, se contó con unas ponentes de lujo: Paula Fernández Ochoa, Socia de +More Than Law. Helena Torras, Fundadora y Ceo de Bwom. Ana Calderón, Presidente Las mujeres nos movemos y Sandra Barneda, Periodista, presentadora y escritora.

De aquí salieron reflexiones como:

4.- A las mujeres hay que empoderarlas con programas de liderazgo porque es imprescindible darles las herramientas que les permitan sentirse bien primero.

 

Aquí añado eso de que «no tiene mucha lógica liderar un equipo si tú no sabes liderarte a ti primero, verdad?

5.- Primero dale las herramientas a la mujer para que sea ella la que se empodere primero y lo replique en su entorno personal y profesional.

Así es. Estamos acostumbradas a hablar de «cambios» con quién habla del tiempo pero sinceramente, para mi tiene más poder la transformación porque es la que te permite evolucionar. Los cambios se mantienen o no pero la transformación es interna y muy poderosa.

6.- Dentro de la jornada laboral se está implementando el deporte, lo que está generando mucho éxito.

Me encanta que esto ya sea una realidad y lo sé de primera mano, por Paula Fernández-Ochoa. Ella misma aclaró que, en la abogacía las jornadas son muy largas, muy duras y en constante estrés. Por ello recomienda, seas del sector legal o no, un descanso reparador, una buena alimentación y la práctica deportiva, de la mano de un profesional que te aconseje qué deporte te va bien a ti, pero sobre todo que lo disfrutes.

 

Si quieres toda la info del evento y de las ponentes, puedes encontrarla aquí.  La verdad que me sentí muy identificada y muy a gusto. Si quieres saber más de mi o curiosear en mi perfil, puedes hacerlo aquí.

 

Nos vemos dentro!

Un abrazo!

Yola Fortes

¿Eres una persona empática en el trabajo? ¡Descúbrelo!

La empatía es clave en cualquier aspecto de nuestra vida pero, sin duda, cobra especial importancia dentro del entorno laboral con el que debemos convivir cada día. Hoy nuestra experta nos ha dado unas pautas para comenzar a practicar la empatía en el trabajo. ¡No te pierdas lo que nos ha contado!

Después del artículo anterior, claves para afrontar las críticas en el entorno laboral, en el cual la empatía era a clave principal, hoy te traigo una serie de aspectos clave para generar dicha empatía potenciando así, las emociones positivas.

Fomentar la empatía debería ser un hábito a cultivar diariamente porque influye en nuestro desarrollo profesional y en nuestra vida personal lo que, a su vez, haría nuestra vida en general mucho más gratificante y aportaríamos mucha más energía realista y positiva a nuestro entorno.

Claves para ser más empáticas

La primera clave: No vaciarnos como si fuésemos simples bolsas a reventar. Cada vez que hacemos un comentario negativo, vaciamos un poquito de nosotros y en el fondo, nos hace sentir mal cuando somos conscientes de ello. Analiza tus conversacionesy contrólate cada vez que desees hacer un comentario negativo. Si son los demás los que critican o se ríen de otros, haz algo al respecto y hazles ver que las actitudes negativas no arreglan nada sino todo lo contrario, empeoran la solución de problemas o el ambiente en el que se dan esas críticas o malos comentarios. Evita entrar en esa espiral y verás lo bien que te sientes. Si el contrario no atiende a razones o no sabe vivir sin ridiculizar al resto, aléjate de lo máximo posible por tu bien mental y por tu salud emocional.

La segunda clave: Destaca lo que sí funciona. Destacar lo positivo no resta valor a lo negativo pero lo minimiza. Si te pasas la vida sacando lo peor de la gente no pretendas recibir a cambio sonrisas y buenas actitudes. En cambio, si sonríes, rectificas u opinas de buenas maneras, obtendrás lo mismo de vuelta.

Y la tercera clave: Rompe con el refrán “haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti”. Cámbialo por “haz a los demás lo que ellos se harían a sí mismos”. ¿Por qué de este cambio tan “ilógico”? Pues porque el reconocimiento que los demás reciben de nosotros contribuye a dar forma a su identidad y logros futuros.
Y, ¿cómo detecto qué es lo que le gusta a los demás si no soy adivina? Muy fácil, solo tienes que preguntar.

Te pongo tres ejemplos para que no pienses mal de mí afirmación:

  • Sé que no le gusta a mi compañero que le llamen Juan Luís, entonces pregunto: ¿cómo prefieres que te llame?
  • No le gusta nada hablar de su vida privada y es borde cuando le preguntas al respecto, entonces cuestiono: ¿cuáles son tus aficiones o intereses de los que te gusta hablar?
  • No soporta que lo corrijan cada vez que expone ante todo el departamento de ventas, entonces pregunto: ¿qué tipo de comentario prefieres?, ¿lo prefieres en privado, por escrito, por mail o que no te comente nada?

Si preguntamos, sabremos la respuesta correcta al respecto y en ese justo momento obtendremos las claves para actuar en consecuencia.

Colaboración para Enfemenino.com (Leer aquí).

¿Por qué trabajamos peor con calor? Claves para combatirlo!

Empezamos a dormir mal por las noches, nos apetece ir a la playa, huir de la ciudad… A todas nos ocurre: cuando llega el calor, la concentración también decide irse de vacaciones y trabajar se vuelve muy costoso. ¿Sabes por qué? ¿Crees que podemos lidiar con ello?

Llega el calor y con él, la desesperación por tener que ir a trabajar. El calor es igual para los que trabajan en una oficina con aire acondicionado que para los que hacen kilómetros con el coche o para los que trabajen a pie de calle. La cuestión es quejarse y no saber cómo hacer para afrontar la jornada laboral.

¿Cómo podemos hacerle frente?

La clave está en adaptar nuestro ritmo de trabajo a nuestra tolerancia al calor. Y sí, se puede:

  • Debemos estar atentos a las previsiones del tiempo de modo que planifiquemos el trabajo que tenemos y adoptar así las medidas adecuadas a nosotros mismos.
  • Nos conviene adaptar el trabajo más pesado, costoso o laborioso a horas de frescor (bien temprano o bien entrada la tarde) y en zonas de sombra o de interior.
  • Si tenemos que hacer esfuerzo físico, hacerlo en las horas de menos calor de nuestra jornada laboral, teniendo en cuenta que los momentos más calurosos del día son desde las 12 de la mañana hasta las 5 de la tarde.
  • Mejor no trabajar solos sobre todo en las horas punta por si nos encontramos saturados o sobrecargados. Así, de este modo, podemos compartir tareas, palabras de ánimo o sustituir a ratitos para descansar y refrescarnos.
  • A ser posible, en zonas de verano caluroso con temperaturas muy altas, conviene cambiar los horarios de trabajo para evitar las horas de más calor.

¿Cómo puede ayudarnos la meditación?

También nos ayuda a regular nuestra temperatura corporal la meditación porque, al meditar, aceptamos nuestra circunstancia del momento y no la rechazamos, de modo que nos dejamos fluir y evitamos enfadarnos por un exceso de calor en verano sobre el que no tenemos control.

Para evitar el calor nos colocamos en una habitación o recinto cerrado sin luz, con ropa floja y de fibras naturales, a ser posible, y permanecemos escuchando nuestra respiración sobre 10 minutos aproximadamente. Con esto logramos centrarnos en nuestra respiración y relajar el cuerpo lo que, a su vez, hace que el propio cuerpo regule y reduzca su temperatura. ¡Pruébalo, te sorprenderá que así sea!

Posiblemente esto de la meditación te genere escepticismo aunque es importante destacar que ha sido un equipo de científicos del Departamento de Psicología de la Universidad Nacional de Singapur los que han demostrado, por primera vez, que el cerebro es capaz de controlar la temperatura corporal.

Durante una ceremonia en el Tibet descubrieron que se puede controlar el aumento de la temperatura corporal con ciertas técnicas de meditación tummó, que en tibetano significa “calor interior”. Los monjes son capaces de aumentar su temperatura corporal durante la meditación y en esa ceremonia comprobaron que dichos monjes, pudieron secar hojas mojadas envueltas alrededor de su cuerpo en el clima tan frío del Himalaya (-25 grados Celsius).

Y lo han podido recoger con la ayuda de EEG, electroencefalografías y medidores de temperatura. ¡Podían aumentar su temperatura hasta los 38,3 grados! Los resultados de estos estudios mostraron que estas técnicas de meditación también las pueden llevar a cabo personas que no estén familiarizadas con la meditación en general. Y doy fe de ello.

Regular la temperatura del cuerpo a través de la respiración y la mente nos permite, no solo adaptarnos a diferentes ambientes más o menos frío sino que nos ayuda a mejorar la resistencia a las infecciones, mejorar el trabajo cognitivo y reduce los problemas de rendimiento.

La verdad es que puede parecer un chiste que alguien te diga que tu percepción de la temperatura es mental pero, por suerte, contamos con este equipo de investigación para dar la razón la lógica sobre este tema. Los dos aspectos más destacables de la meditación tibetana tummó son la respiración y la visualización. La respiración produce termogénesis, mientras que la visualización produce imágenes de flamas a lo largo de la espina dorsal. (Si quieres saber más, tienes el estudio en la revista científica Plos One. Y si quieres practicar la meditación tummó hazlo con un instructor o maestro de meditación tibetano certificado).

(Artículo escrito para Enfemenino)

Inseguridad en el trabajo (con mudra para tener a mano)

Sí. Tal cual lo lees. Insegura. Pero, pero, pero… ¿cómo es posible?, ¿yoooo?.

Pues sí. Porque no soy perfecta. Y porque el cambio, a veces, produce miedo, inseguridad y hasta te vuelve tímida.

Nadar en aguas nuevas puede ser motivo de una falta de confianza, tanto en una misma como en los demás.

Es como ir en un coche de carreras y sentir que no tienes control sobre él, pero tampoco confías en el piloto…. entonces, apañados vamos!!!

¿Qué ocurre cuando me siento insegura?

Adopto mecanismos de defensa. Si no estoy segura de mis capacidades, me pondré excusas a cada paso que dé. Si no confío en mí, empiezo a aislarme y todo lo hago para sentirme a salvo y segura. Y eso, tan solo son excusas. Si no confío en mi misma, ¿quién confiará entonces?

¿Cómo hago frente a mis inseguridades?

Lo primero, reconocerlo. Tengo que reconocer que no soy de piedra, que siento, que tengo dudas, lagunas y malos momentos. Reconocerlo no me hace débil sino más fuerte!.

Lo segundo, centrarme en lo que tengo, en lo que siento, en lo que soy. Dejar de buscar fuera, de buscar en los defectos, de destacar mis carencias. Lo que tengo no lo tengo así que a trabajar con lo que sí tengo, y con lo que quiero. Luego, ya perfeccionaremos.

Y por último, relajarme. Sí. Lo siento. Sé que soy muy pesada con ello últimamente pero con letras escritas no puedo transmitirte ni la cuarta parte de lo que me ha supuesto a mí la meditación y el yoga.

Mi actitud debe ser la de la aceptación de lo que me ha tocado vivir, de la realidad que tengo aquí y ahora.

De nada me vale enfadarme y revelarme. Tengo que ser consciente de lo que tengo (si medito, consigo ser consciente) para hacer frente del mejor modo posible. Y eso hace que me sienta mejor conmigo misma lo que, a su vez, hace que la inseguridad vaya desapareciendo por sí misma, dando paso al alivio, a la serenidad y a la satisfacción por el presente y por lo que tengo.

Si te lo crees, lo tienes todo ganado! Tú eres la única y verdadera razón de vivir.

Quiero compartir contigo un mudra. Sí. Un mudra que podrás usar cuando te sientas insegura. Así, de ese modo, lograrás ser consciente de ese sentimiento y estado mental y, por lo tanto, podrás cambiarlo. Si te sientes segura:

.- Rindes mejor.

.- Afrontas mejor los cambios.

.- Tomas mejores decisiones.

.- Te encuentras mejor contigo misma y eso es lo que transmites a los demás, sea familia, pareja, amigos o compañeros de trabajo.

Mudra Confianza en una misma

Confianza en una misma. Estoy segura.

Apunta con tus dedos indices hacia arriba y con los pulgares al corazón.

Repite mientras respiras pausadamente:

Seguridad en mi misma.

Confianza en mí misma.

Conciencia de mi misma.

¡¡¡A qué esperas!!!

El bienestar para un buen rendimiento. 3 Claves altamente efectivas.

Bienestar. Bienestar. #BIENESTAR. Que confusión me hago cada vez que escucho la palabra bienestar. Y me confundo porque está en todas partes. Y me confundo porque sólo lo relaciono con masajes y cuidados personales. Y el bienestar es mucho más…

El bienestar es comodidad. El bienestar es dicha. El bienestar es fortuna. El bienestar es confort…

El bienestar es riqueza, es abundancia, es felicidad. El bienestar es paz, es puro placer, es tranquilidad. El bienestar en un regalo de la vida… ¡ME MEREZCO MI BIENESTAR!

Es una realidad que vivimos en una era de desafíos constantes en los que, los cambios en nuestro entorno, vida y sociedad van a una velocidad de vértigo. Y eso, nos genera adrenalina en el medio de la confusión, el miedo y la emoción.

Si yo misma transformo ese miedo en energía, podré usarla para transformar o adaptarme al cambio, adaptar como pienso a la nueva forma de vida.

Y me merezco mi bienestar (personal, emocional y profesional) por todo lo que aporta. Si me encuentro bien conmigo misma, si me cuido, si estudio, si crezco profesionalmente, lograré vivir el cambio sin perder constancia y efectividad.

El bienestar es la base del alto rendimiento. Lo imaginas, ¿verdad?

El bienestar te aporta:

.- Desarrollo personal y laboral.

.- Independencia profesional y económica.

.- Integración en un nuevo estilo de vida.

.- Estabilidad emocional.

.- Control de tu espacio.

.- Status en tu entorno.

.- Capacidad de decisión.

.- Valor a ti misma.

Porque si te encuentras bien contigo misma aumenta tu rendimiento de un modo efectivo e inmediato. Para ello, te cuento 3 CLAVES altamente efectivas sobre tu BIENESTAR:

1.- La primera clave está en la proactividad. Sí. ¡Ya la tienes dentro de ti! Tienes que reconocer de una vez por todas que sólo tú eres la responsable de lo que decides. Y que puedes elegir en base a tus valores y a tus principios.

Consejo: no elijas en base a las emociones o al estado de ánimo del momento porque si no te sentirás víctima de esa circunstancia y no percibirás tu fuerza ni tu energía.

Hace no mucho me dejé llevar (sí, yo también tengo que repasar a diario mis propósitos y actitudes 😉 y a los pocos minutos ya estaba diciendo en alto que me había equivocado, que había tomado la decisión errónea y que no era momento de hablar. Lo hablé en alto, me serené y logré llegar a un acuerdo. No sin sentirme mal por la decisión tomada pero orgullosa por la rectificación.

La proactividad te da seguridad tanto para reconocer el error, como para tomar las riendas del mismo y corregirlo sin miedo y con total determinación. O pedir ayuda en caso de no saber como gestionarlo.

2.- La segunda clave viene de la mano de la claridad mental. Parece algo evidente pero es lo que dejamos para el final y lo que más rompederos de cabeza nos trae. Y el motivo es que, normalmente, no sabemos qué queremos de modo concreto y certero, ni a corto plazo, ni a largo plazo. Nos dejamos llevar por los deseos de una sociedad y por el consumo global cuando, posiblemente, hay cosas que nos encajan y otras no.

Moldea tu futuro, crea tus deseos. Gestionar un proyecto no es solo cuestión del entorno laboral sino también personal. Nadie nos ha enseñado a escribir lo que queremos (a nivel personal) pero sí lo tenemos que hacer para lograr financiación para nuestra empresa, por ejemplo. No es ninguna vergüenza.

La claridad mental te da fortaleza para hacer frente a las «piedras» de la vida, que las hay pero la diferencia está en darle una patada y hacerte daño o en apartarla del camino con fuerza, tesón y sin perder una pizca de energía.

Consejo: escribe sin miedo a pedir porque solo tú sabes tus necesidades reales. Como ejemplo, te pongo mi compra de coche en 2008. De aquella estaban de moda los monovolúmentes de 5/7 plazas, un modelo determinado, de una marca concreta. Hablando con mi marido, decidimos analizar qué coche nos gustaba más, qué coche encajaba en nuestras necesidades, qué precio podíamos pagar y qué servicio nos daría en ese presente y cuando lo niños crecieran. Pues logramos el coche que nos encantaba a los dos: un coche juvenil (Golf Plus de la marca Volkswagen), monovolumen compacto, con gran capacidad interior, con un motor diésel de 140 cv, bajo consumo y un tamaño adecuado a nuestro garaje, a nuestra ciudad y a nuestro uso diario. Aún seguimos con él, y encantados!!! En mi entorno, quién compró por esas fechas para los hijos, ya ha tenido que cambiar dos veces de coche, porque no se adaptaba del todo a las necesidades, al garaje del nuevo piso por que han tenido que mudarse, etc… Puede parecer una tontería pero es un alivio tener un coche que te da servicio, que cumple con tus expectativas y que ya hace mucho tiempo que está pagado.

3.- La tercera clave está en ponerte en primer lugar. Si te pones en primer lugar podrás asumir cualquier circunstancia porque no estás esperando a que nadie venga a lamentarte y a compadecerse de ti. Si tú te sientes bien contigo misma, lograrás centrarte en tus tareas, aún en momentos de baja energía o ánimo apagado. Ponerte en primer lugar te ayuda a salir de los lamentos del pasado y a que no te dejes guiar por la intensidad de tu vida.

Priorizar es la puerta principal para una vida equilibrada, llena de satisfacciones y de «noes» ante las cosas que se te presentan y no te convienen.

Consejo: Hace no mucho descubrí que parte del éxito (no hablo de éxito económico en dólares o euros sino del éxito personal, de corazón, dentro de mi alma, mi proyecto y mi familia) que puede conseguir una persona radica en que ésta hace las cosas que suelen ser de desagrado para las personas que se sienten fracasadas o incapaces de tomar las riendas de su vida. Soy consciente de que a mi no me gusta hacer las cosas que me desagradan aunque rápidamente olvido esa sensación de malestar y me refugio en lo bueno de hacer dicha tarea porque sé que tiene un resultado positivo para mi.

Llevo este mes yendo al gimnasio y no había ido antes por prejuicios, porque ODIO las máquinas (y por salud no puedo hacer nada de impacto) hasta que me paré en seco y analicé todos los porqué SÍ tenía que ir. Os juro que ha sido todo lo contrario a lo que había imaginado: un monitor que está pendiente de mi, un par de compañeros simpatiquísimos (voy muy temprano en la mañana), me queda una mañana por delante que afronto con una energía que no creí que podía tener. Eso sí, los primeros días pensé en abandonar porque me dolían hasta los pelos invisibles.

Me he puesto en primer lugar, he modificado horarios para que papá pueda llevar a los niños al cole (en mi caso, ojo! es un ejemplo personal, vale?) y me dicen que me notan «distinta». Y eso que ya soy alegre por naturaleza! Pero sí es cierto que me encuentro mejor, más activa, con más energía y llena de fuerza para saber que, a pesar de las dificultades (no poder hacer running, zumba, ni nada de impacto), siempre hay opciones viables y muy positivas para cada persona en concreto.

El bienestar es la base del alto rendimiento. Si quiero rendir, ser más productiva tengo que poner primero lo más importante. Y lo más importante, ¡SOY YO! LAS PERSONAS!!! El rendimiento se logra cuando priorizamos. Si nos ponemos en primer lugar, nos encontramos bien y eso genera que sepamos saber decir no, sepamos tomar decisiones, sepamos gestionar mejor nuestro tiempo y sepamos, claramente, qué queremos y hacia dónde vamos.

Beneficio para las personas, o sea yo, y beneficio para las empresas (trabaje para mi o para los demás).

10 claves fundamentales para reinventarse.

Orgullosa estoy de traeros mi colaboración para Enfemenino, el portal de referencia para mujeres: ¿Momento de reinventarse? Estas son las 10 claves fundamentales.

Reorientarte, reinventarte o renovarte en estos tiempos de cambios inmediatos y constantes, te permitirá cambiar tus resultados en menos tiempo y aumentar sustancialmente tu bienestar aunque, imagino que sabes que, los cambios no se producen solo leyendo libros o asistiendo a cursos sino cambiando el estilo de vida, aplicando lo aprendido, verdad?.

 Si solo te dedicas a soñar, a pensar e imaginar, estás perdiendo la oportunidad de materializar tus sueños. Conviene que reflexiones sobre la vida que llevabas hasta ahora para dejar fluir las emociones, los bloqueos y los pensamientos sin juzgarlos. No evites el dolor, la rabia o la impotencia que, a veces, provoca el mirar atrás. Con la práctica, dejarás de lamentar lo que no te gusta de lo vivido hasta ahora, para dar paso a un presente más consciente y ganar así, la tranquilidad y objetividad necesaria para afrontar un nuevo futuro.

Si por un casual estás enfadada por lo que te ha sucedido o por lo que te ha hecho alguien (despido, separación, críticas…) y eso te impide un cambio de pensamiento o una nueva perspectiva de tu carrera profesional o personal, que sepas que, la auténtica razón de ese enfado que no te deja vivir, es que tu interior reacciona de un modo “rabioso” a esas circunstancias externas. Valoras esos hechos sin estar conectada contigo misma, de un modo realista, sincero, consciente.

Para mejorar ese sentimiento de impotencia, te recomiendo que no pienses en lo malo que te han hecho los demás sino en cómo interpretas tú lo que te han hecho, de ese modo evitas ponerte a la defensiva y logras conectar contigo misma y mantener el ánimo ante la necesidad de cambio, la necesidad de un nuevo enfoque. No renuncies al enfado si no quieres, pero respira para no bloquear tu cuerpo ni tensarlo, déjate fluir en ese momento. Sonríe ante un espejo.

Las claves básicas más importantes para reorientarte, reinventarte, reciclarte o renovarte son:

1.- Aprecio: Reconozco y afirmo que tengo valía, que soy capaz de lograr cambios y mejoras. “Soy capaz de…”, “Me valoro”.

2.- Aceptación: Me amo, me quiero, me apruebo con mis virtudes e imperfecciones. “Soy lo mejor de mi existencia”, “Me acepto a mi misma”.

3.- Autocompasión: No me juzgo ni me daño. Si algo sale mal no me castigo. Aprendo de mis errores. “Me consuelo y soy amable conmigo misma”.

Cuando se habla de reorientación, reinvención, reciclaje o renovación siempre hacen referencia al mundo de la empresa, de los negocios, de la moda o de los estudios pero olvidan que todo eso lo constituyen personas de carne y hueso, personas con emociones, personas con valores y personas únicas con circunstancias e historias diferentes.

De ahí que, las claves básicas sean claves personales, de aprecio hacia nosotras mismas, de aceptación interior y de autocompasión para sanar heridas que nos impiden vivir en paz y avanzar por el camino que nos hace sentirnos plenas y realizadas.

El resto de claves, que no por ello son menos importantes son:

4.- Iniciativa. Querer cambiar el estado en el que vives/trabajas a día de hoy. Si tú no quieres, los demás no podemos obligarte.

5.- Tiempo. No intentes gestionar algo sobre lo que no tienes poder. El tiempo no se gestiona sino que se gestionan tus tareas.

6.- Intereses. Qué te gusta hacer por placer. Hazlo mientras trabajas por necesidad para ir dando paso a trabajar en tu pasión.

7.- Pensamientos. Piensa diferente para desbloquearte. Piensa en alternativas a tu vida, a tu trabajo, a tus circunstancias…

8.- Oportunidad. Deja de hacer lo mismo, pensando. Si solo “piensas” tu mundo va a seguir igual.

9.- Networking. Contactos nuevos, nuevas lecturas. Hay que buscar a nuevas personas, nuevas perspectivas, nuevas actividades.

10.- Especialización. Saber de todo es ser experto de nada. Querer cambiar en dos días no es sinónimo de reinvención. Selecciona.

 Para lograr tu reorientación, renovación, reciclaje o reinvención:

.- Conecta contigo y con tus objetivos.

.- Valora tus esfuerzos y éxitos hasta ahora.

.- Aléjate de la imagen que los demás quieren de ti y busca que alternativas tienes.

Todo esto hazlo mientras desarrollas tu trabajo o sigues con tu vida. No te frenes en seco. Da pasos pequeños. Analiza cada cosa que haces. Observa tu rutina diaria con otros ojos.

Si te sientes mal con lo que haces, cambia primero tu forma de hacer las cosas antes de querer escapar de tu entorno.

Leer artículo en el portal de referencia aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies