El pasado sábado 18 de junio disfruté de un #DesayunoRosland en El Corte Inglés de #Vigo y tuve la fortuna de abrazar a Rosina Landó de Rosland Personal Shopper y conocer personalmente a la invitada de honor y  meteoróloga, Bea Hervella de Whatoweather.

Hablamos de dicha (app) aplicación en la que se mezclan condiciones meteorológicas y la ropa a poner según el tiempo y de como ha cambiado la comunicación en estos últimos años.

¿Puede ser posible que el tiempo te diga que en determinadas ciudades las personas son más funcionales, en otras la gente es más arriesgada y en otras la gente marca tendencia? Pues sí! La climatología habla. Y la ropa también.

El mercado laboral ha cambiado mucho, al igual que la comunicación, tanto interna como interna. Se nos han abierto ventanas virtuales que nos permiten llegar a todo el mundo y eso genera más aprendizaje, más conocimiento, más oportunidades de crecimiento, personal y profesional, más, y más, y más.

Hablar de marca personal es hablar de valor añadido, de presencia más allá de lo conocido, de nuestro habitat natural y cómodo. Si quieres posibilidades, debes diferenciarte, como persona, como profesional, con tu esencia. Da igual que fusiones, que mezcles, que pruebes. Tú eres tú!

¿Quién le iba a decir a Bea que, hace 10 años, sus circunstancias personales y profesionales la llevarían a mezclar su experiencia como meteoróloga y moda? El cambio es real. El cambio cuesta y mucho pero es real. Posiblemente, pensarlo, da miedo pero debemos romper el tópico de «nadie es profeta en su tierra».

Bea se ha tenido que reinventar completamente con 36 años (yo con 32) y en cuestión de 4 años ha logrado lo inimaginable aunque sí es cierto, y reconoce abiertamente, que el coste ha sido muy alto, muy duro y luego, tener éxito o no, que ya no depende al 100% de una misma sino de muchos factores. Y lo más importante, una alta autoestima para destacar, sea llevando un abrigo amarillo, aletas de nada en los pies o con una presentación espectacular y diferenciadora.

En arriesgar está la clave aunque la mentalidad, nuestra mente, es la que determina si el miedo nos apoya o nos destruye. No conviene darlo todo de golpe sino paso a paso.

Los cambios son constantes y continuos, tanto en tu proyecto de vida como en tu proyecto de negocio lo que, para bien o para mal según quién lea, tienes que unirte a grupos (nunca trabajes sola) para sentir apoyo, para sentir aliento. El mundo ha evolucionado y determinados sectores no lo dan asumido. Determinadas mentes no lo dan asumido.

Aunque la mayoría de las presentes eramos emprendedoras, es cierto que no es recomendable lanzarse a la aventura, de golpe y porrazo, dejando trabajo, vida y todo lo que tienes para emprender tu pasión y sueño. Cuando no queda otra, adelante! Pero emprender, también se puede emprender dentro de la empresa, granito a granito, desde tu mesa de trabajo, desde el cambio en tu tono de voz al teléfono, desde tu silla, haciendo ejercicios de relajación/meditación cada dos horas (si estás mucho tiempo sentada) o ejercicios de yoga (no te lleva más de 3 minutos moverte un poco) si estás muchas horas de pie.

Sí, sí. Tal cuál.

Emprender dentro la empresa se puede desde las nuevas competencias y el bienestar tan olvidado. Tenemos que romper con la mentalidad de empleados tradicionales, buscar nuestra esencia sin exageraciones todo a través de la motivación para el logro, la flexibilidad, ser capaces de orientarnos al cambio, captar la velocidad que llevamos.

Romper el humo y el tabú a través de bienestar es la base de las personas y los trabajadores actuales, sean trabajadores por cuenta propia o por cuenta ajena. El cambio comienza dentro de nosotros mismos y lo hemos olvidado. La transformación digital nos ha hecho dejar atrás la parte de las personas y recuperar lo perdido.

No nos puede dar miedo el cambio porque ya es algo evidente. Pensamos que emprender es la única opción viable en tiempos de crisis o de cambios cuando muchas veces la renovación y el reciclaje comienza dentro de la empresa en la que estamos y es en donde más podemos aportar inicialmente. Como personas, no siempre hace falta dejarlo todo para empezar de cero. Que tú, dentro de tu empresa o puesto de trabajo seas ese punto de diferenciación, ese punto de apuesta por el bienestar, motivación, una mejora… dentro de tu entorno, que seas tu misma una «generadora de cambio».

Si no empiezan desde arriba y empezamos desde abajo, ya estamos dando ideas a los superiores, por muy pequeñita que sea. La idea es aportar y probar, no imponer. Estamos muy acostumbrados a que nos impongan lo que tengamos que hacer, y ahora, muchas veces nos cuesta tomar decisiones por miedo. El ritmo laboral y personal del que venimos se basa en un protocolo marcado que cumplo a lo largo de mi vida, hasta llegar a mi jubilación.

Ahora, realmente, nos hemos dado cuenta que hemos perdido algo innato, que el poder de decisión, porque lo hemos dejado de utilizar. Muchas de las competencias que ahora están de moda son competencias innatas pero que como personas hemos olvidado. Y, a veces, es mucho más fácil aprender algo nuevo que recuperar algo que hemos dejado de practicar.

Las ideas que se cultivan en estos desayunos es que, poco a poco, vayamos generando cambio de una forma práctica, sencilla y honesta. Tenemos que ser como el bambú: flexibles, adaptables, irrompibles. Claro que duele! Por supuesto! Pero no nos podemos rendir.

Si hemos evolucionado y estamos aquí es gracias al cambio y la adaptación de nuestros ancestros. El mundo no ha desaparecido porque se ha adaptado. Es cierto que muchos se han quedado por el camino así que no seas tú uno de ellos!!!

¡¡¡Recupera tu lógica!!!

A lo mejor eres de las que no ve el emprendimiento como un camino viable pero lo que sí puedes es modificar el entorno en el que estás y en la empresa en la que estás. Dirás que es muy difícil, porque la empresa privada y grandes empresas parece que sí desde fuera pero dentro, en su interior, son como dinosaurios. Sí. Pero en tu mano está que generes sentimiento de grupo y como comenté más arriba, aportes granito a granito, desde tu mesa de trabajo, desde el cambio en tu tono de voz al teléfono, desde tu silla, haciendo ejercicios de relajación/meditación cada dos horas (si estás mucho tiempo sentada) o ejercicios de yoga (no te lleva más de 3 minutos moverte un poco) si estás muchas horas de pie.

Ha sido un desayuno maravilloso acompañada de Raquel Rey Armesto, bloggera en Rachel’s Fashion Room, de Andy González, bloggera en This is your Fashion Moment, de Sierra Joyeros Vigo, María e Infinitum Ecomerce entre otras…

Un desayuno de lujo y placer aderezado de mucha comunicación, amor por nuestra ciudad y proyectos fantásticos con muy buena vibración.

¡Deseando repetir para el siguiente!

xo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies