#RedescubrirLaConsciencia #CómoTomarDecisiones

No te asustes si te digo que te tienes que desOrganizar… con lo que cuesta mantener el orden!, verdad? Me refiero a que, para organizarte en tiempos de cambio, primero conviene que te desOrganices para que sepas y veas lo que tienes, lo que necesitas y lo que ya no te vale. Y para ello, el orden no ayuda.

DesOrganizarse en tiempos de cambios es como desaprender hábitos para aprender otros nuevos y dejar espacio, tanto al cuerpo como a la mente, a que recupere un ritmo que había perdido por acomodarse, por rutina, por llevar muchos años haciendo lo mismo.

Hay una “dinámica” que me encanta y que te ayuda a saber “Cómo tomar o saber cuál es el siguiente paso”, es decir, cómo saber salir de la encrucijada en la que te encuentras. Es un modelo de toma de decisiones que está inspirado en The Personal Compass, desarrollado por la consultoría de San Francisco The Grove.

Con éste modelo desOrganizarás tu mente e incluso, te acordarás de mi y me echarás algún pecado. Tranquilx!!! No pasa nada!!! Estoy acostumbrada a las tormentas y a las posteriores calmas (te abrazo fuerte de antemano para darte fuerza 😉

Vamos allá!!!

En grupo (mínimo dos personas aunque te invito a que lo hagas tu solx!), os sentáis en círculo (en sillas o suelo, a vuestra elección) para poder visualizar a todos y cada uno de los participantes. Para abrir el círculo de un modo delicado y agradable, podéis usar algún objeto simpático a modo de pasapalabra y os lo vais pasando mientras os presentáis de un modo breve. Cada participante necesita papel y lápices de colores.

La persona que dinamiza explica en qué consiste, haciendo suyas las palabras:

-> Dinámica que te ayuda a saber “Cómo tomar o saber cuál es el siguiente paso”, es decir, cómo saber salir de la encrucijada en la que te encuentras. Es un modelo de toma de decisiones que está inspirado en The Personal Compass, desarrollado por la consultoría de San Francisco The Grove. Con éste modelo desOrganizarás tu mente y te dará pistas para encontrar el rumbo que necesitas en este momento.

* Si la DINÁMICA se hace DE TARDE: cerramos los ojos y, sentados con las manos en las rodillas, hacemos 10 respiraciones profundas. ¿Para qué? Para serenarnos de todo el día y empezar la dinámica de modo relajado y consciente. Si llegamos con prisas o hemos tenido un día duro detrás, conviene oxigenar y serenar la mente y el cuerpo.

* Si la DINÁMICA se hace DE MAÑANA: cerramos los ojos y, de pie, hacemos 10 respiraciones profundas. Una vez hechas las respiraciones, sacudimos las manos y las piernas, con movimientos, sin miedo a bailar, eliminando la “pereza” e inactividad de la noche.

Continuamos!

Explicamos que, en estos momentos de cambios e incertidumbre nos hallamos con indecisiones o encrucijadas que nos impiden qué camino tomar y/o hacia dónde dirigirnos. Incluso dudamos hasta de dónde venimos y cómo hemos llegado hasta dónde estamos. Para ello, pediremos a cada participante, uno por uno, nos haga un resumen de su vida. Lo que quiera o lo que se le ocurra en ese momento… por ejemplo, qué estudió, cuantos hermanos tiene, le gusta viajar o no, le apasiona leer… Algo breve.

Y al finalizar este resumen, entramos en acción:

1.- ¿De dónde vienes?

Pedimos a cada participante que piense (y escriba), de modo individual, en la educación que ha recibido, el entorno en el que ha crecido, cómo se ha convertido en la persona que es, cuáles han sido las decisiones más importantes que ha tomado, qué obstáculos ha tenido, quién o quiénes han influido más en su vida. Y que haga una lista de PALABRAS CLAVE de cada respuesta.

2.- ¿Qué te parece realmente importante?

Sin pensar, que escriba cada participante las primeras tres cosas que se le pasen por la cabeza. No hay que detallar nada. Y con esas tres cosas, responder: ¿En qué crees?, ¿Qué principios son más importantes para ti? Cuándo las cosas te salen mal, ¿a qué te aferras?

3.- ¿Qué personas son importantes para ti?

Aquí las personas a las que deben hacer referencia son personas importantes para cada uno, personas que cuando te dan su opinión valoras y esas opiniones influyen en las decisiones que tomas. También piensa en las personas que no te gusta que opinen o te den consejos y las personas a las que temes.

4.- ¿Qué te da rabia o te molesta?

¿Qué tienes que hacer en la actualidad y te impide pensar en lo que realmente te importa? ¿Tienes fechas en mente? ¿Qué o cuándo tienes que hacerlo?

5.- ¿De qué tienes miedo?

Escribe qué cosas, circunstancias o personas te debilitan, te consumen tu ánimo o energía o te preocupan.

Ya lo tenemos todo. Esta información es nuestro tesoro. Ahora, REPASAMOS:

-> ¿Qué crees que falta en todo lo que has escrito? ¿Qué temas aparecen? ¿Algunos son más recurrentes?

-> Las PALABRAS CLAVE son las palabras que cuentan las historia de cómo has llegado a ser la persona que eres ahora mismo. Si lo consideras, añade palabras con las que te sientas identificadx. Y observa los caminos que se abren ante ti. Te pongo 6 ejemplos de caminos y tú tienes que imaginártelos, uno a uno:

1º .- Camino que te hace señas: ¿algo que has querido intentar siempre anda por ahí?

2º.- Camino que sueñas, sea posible o imposible: ¿en qué sueñas?

3º.- Camino que te parece correcto, sensato y el que intuyes que la gente de tu entorno te sugeriría.

4º.- Camino que has considerado en algún momento pero que aún no has recorrido.

5º.- Camino ya recorrido.

6º.- Camino de vuelta: un lugar que ya conoces y en el que te sentías segura.

 

¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo novedoso, por primera vez? Compartid impresiones, caminos y sensaciones. En grupo, la energía de cambio es más potente y motivadora. Y es genial para sacar ideas!!!

En tu mano está! Tú decides!

 

Abrazos miles,

Yolanda

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies