Ayer FINALIZÓ mi retiro de tres días junto a mi shanga sagrada. Después de estar un año con la instrucción y pasar un año INTENSO, emocionalmente hablando, decidí NO EXAMINARME. Así como también decidí TATUAR en el alma las palabras de mí maestro:

«Recuerda que para mí y para todos tus compañeros, eres una INSTRUCTORA MÁS».

Y es verdad. Hoy, que dediqué parte de mi día al agua del mar, así lo sentí. Soy una instructora de alma y corazón. ☆

Y, ¿POR QUÉ NO EXAMINARME?

Pues porque en todo este tiempo descubrí que cuando haces una instrucción esperando solo un título entonces, tu conocimiento no es honesto y tu sabiduría se ve contaminada por el ego. Es el corazón el que te dice y te hace sentir que la verdadera compasión y conocimiento solo llegan si los acompañas de práctica, y práctica, y práctica.

Por todo ello he decidido ser honesta conmigo misma y con el linaje… sanarme de un modo diferente al establecido por la sociedad…darme el tiempo y la reflexión y que necesito… recuperar mi esencia personal… Seguir practicando, sintiendo, mejorando y que sea mi intuición y no mi ego la que decida cuando es el momento de pasar esa prueba final que da un nuevo comienzo más.

Eso sí! !! He recibido mi diploma de LINAJE «JAMYANG YOGA» cuyo nombre es DAWA PALMO y significa «Luna radiante». Orgullosa de saber que esa luna a la que tanto respeto, medito y escucho es parte de mi espiritualidad sincera.

GRACIAS INFINITAS maestro Javier Akerman.

GRACIAS Shanga de mi alma por vuestros mensajes y comprensión. Nos vemos en el camino mis seres de luz!!! Silvia J. Fernández Jamyang Pu Natalia Kozyreva Rubén Yoga Satyagraha Lida Izquierdo Fros Segundo Rego Ana V.R Manuel Méndez y más compis.

Yolanda Fortes, Dawa Palmo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies