Ideas para encontrar tu pasión & marca personal

by Lucía Pérez. Consultora Social especializada en Nuevos Estilos de Vida

 

Hoy en día casi todos tenemos una titulación universitaria, multitud de cursos y formación similar lo único que va a ayudar a diferenciarnos es la marca personal de cada profesional y como la represente.

Para construir una marca personal que sea útil y te distinga te llevará un cierto tiempo y tendrás que encontrar tu camino averiguando tanto tus virtudes como tus fortalezas.

Te vas a encontrar obstáculos por supuesto y muchas veces tendrás ganas de abandonar pero espero que estos pequeños trucos te puedan servir:

1.- No te vendas,vende lo que haces y los valores que representas.
2.- Descubre lo que sabes hacer bien y explótalo.
3.- No pertenezcas a la marca de otro, haz todas las colaboraciones que consideres están en tu misma sintonía pero no olvides tener firma propia.
4.- Ten referentes y obsérvalos cómo actúan y de que manera efectúan su trabajo y exponen sus valores.
5.- Fomenta el boca a boca, da a conocer lo que haces y cómo puedes ayudar a otros.
6.- Mantente en contacto con profesionales que valores, ello hará un desarrollo y avance mutuo en el tiempo .
7.- Encuentra y aférrate a los pilares importantes en tu vida cuando puedas venirte abajo, es necesario seguir y no dejar de reinventarte hacia tus aspiraciones.
8.- Busca tu propio nicho de mercado, piensa si en aquello que eres bueno soluciona los problemas de la gente.

9.- Minimiza tu foco para maximizar tu marca,potencia en lo que eres bueno y trabajarlo a diario.
10.- Pregunta a tus amistades, es importante saber su percepción sobre el trabajo que estás realizando.

Por último, hay un cuento de Jorge Bucay que creo os puede ayudar como conmigo lo hizo en su día, el libro se llama «El verdadero valor del anillo» y os narro aquí un fragmento inspirador:

«Un alumno le pregunto a su maestro que podía hacer para que los demás le valoraran más, ya que se sentía inútil y todo lo que hacía en la vida de un tiempo a esta parte, le estaba saliendo mal. El maestro le pide que vaya al mercado a intentar vender su anillo de oro, pero que suceda lo que suceda no lo venda por menos de una moneda de oro. El joven corrió al mercado ofreciéndolo por cada puesto a los mercaderes, unos no le hicieron ni caso, otros se rieron de él y otros le hicieron ofertas que ni por asomo llegaban a la mitad del valor que el maestro le había impuesto. El alumno se lo contó al maestro, este sonrió y le dijo que fuera al joyero a ver cuánto le podía ofrecer.
El joyero, un profesional cualificado analizó aquella maravilla y le comento que podía pagarle 58 monedas de oro y analizándolo con más tiempo hasta 70. Ilusionado y sorprendido fue a contárselo al maestro que le dijo, vamos por los mercados equivocados de la vida, pretendiendo que personas inexpertas nos valoren como creemos que merecemos.»

Sin embargo, sólo los expertos sabrán valorarte 😉

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies