Cuando miras atrás y te preguntas «cómo he llegado hasta aquí», normalmente, es porque el momento que vives no es del todo pleno o satisfactorio. Y son esos momentos los que nos hacen llorar, lamentarnos, soñar con una vida mejor y juzgarnos sin piedad a través del «por qué a mi?».

Cuando miras atrás y te preguntas cómo has llegado hasta aquí, posiblemente no sepas que nunca antes jamás te habías parado a pensar en cómo llegar hasta determinado lugar. Te has dejado llevar por las circunstancias, la sociedad, el qué dirán y lo que está bien a los ojos de los demás.

Cuando mira atrás y te preguntas cómo seguir avanzando ahora que sientes que no tienes nada, es cuando descubres que has perdido el foco, que ya no te entra aire y que no sabes por dónde empezar.

¡Tranquila!

Nada está perdido sino que es el momento de volver a empezar. Y hacerlo como te da la real gana. ¿Es posible? Pues claro!!! Si no te han funcionado las cosas como hasta ahora, es el momento de cambiar y hacerlas como las tienes que hacer, de verdad.

Reconozco que los cambios son complejos peeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeero, sí se pueden llevar a cabo, y con éxito.

¿Conoces el bienestar? Y no hago referencia a batidos, masajes y vacaciones los 365 del año. Cuando hablo de BIENESTAR hago referencia a:

.- Comodidad.

.- Plenitud.

.- Dicha.

.- Fortuna.

.- Confort.

.- Riqueza.

.- Abundancia.

.- Felicidad.

.- Paz.

.- Tranquilidad.

Porque el bienestar, tu bienestar, te permitirá pensar con claridad en momentos jodidos, logrando así que puedas solucionar tus problemas del mejor modo posible. Si logras solucionar tus problemas, lograrás oxigenarte de nuevo pero con un oxígeno de mejor calidad.

¿Y cómo lo hago?

Yo es que soy muy optimista pero realista en cuanto que las facturas hay que pagarlas y  el cuerpo no solo se alimenta con aire. Y cómo persona optimista y realista a la vez, te cuento tres de las decenas de claves para lograr un extra de oxígeno.

La primera clave: Asesor financiero. ¡Que mal suena! Pues no. Tienes que buscar un asesor, honesto, que te ponga al  día la realidad de tus cuentas. En qué puedes ahorrar, cómo puedes liquidar prestamos o cómo puedes reducir gastos y aumentar ingresos. Te sorprenderás de cuanto dinero tiramos. Sí! Lo tiramos porque lo gastamos en cosas innecesarias, no duela o no reconocerlo.

La segunda clave: Genera nueva energía. ¡Otra fantasía más! Pues no. Tienes que generar buen rollo para atraer gente buena. ¡Menuda estupidez! Pues no. Si te rodeas de amargados como tú lo único que lograrás es seguir amargado el resto de tus días. Y no quieres eso, verdad? Acude a alguna asociación a dedicar un par de horas de tu día, sal a pasear y usa 20 minutos diarios los gimnasios públicos (esas máquinas que hay en los parques y dicen que son para la gente mayor. Por mayor entiendo a personas que sobrepasan los 100 años. De ahí para abajo, somos personas sin más).

La tercera clave: Educador emocional. ¿Sabes distinguir entre celos y envidia? Por motivos familiares, he descubierto que la gestión emocional es la base de los problemas familiares, eso que explotan cuando los padres se van haciendo mayores y no nos entendemos con el hermano, con la cuñada, con la sobrina y con el abuelo. Conocer, expresar y gestionar nuestras emociones es necesario y es beneficioso. Lee (no hace falta comprar. Existen las bibliotecas), busca en google, comparte conocimientos (ofrece algo que saber hacer a una educadora que te guste y proponle un par de horas de emociones, a cambio de que le ayudes en algo que se te de bien. Negocia!)

Para mi es muy importante que sepas que la gestión adecuada de tus emociones hace que los impulsos descontrolados de enfado y rabia por tu situación actual mejoren. Y digo mejoren porque aunque te enfades, grites y te cagues en tu jefe, nada mejorará. Al contrario.

Si identificas lo que sientes, si le pones nombre, lograrás un extra de oxígeno que, sin probarlo, te será imposible de imaginar.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies