Pues sí…

PEDIR es la clave para afrontarTe a ti misma pero, sobre todo, PEDIR es la clave para romper los límites que nos imponen nuestros propios miedos.

Socialmente no está bien visto pedir por que es sinónimo de orgullo, debilidad, vergüenza.

Pero es todo lo contrario:

Pedir es tener necesidades cubiertas.
Pedir es sobrevivir con la ayuda de otros.
Pedir es amor, cariño y comprensión.


Pedir no es malo, simplemente es bueno hacerlo de un modo adecuado.

Porque si tú pides, otros te pedirán a ti y así, sucesivamente…

Así de simple y compleja es la Rueda de la Vida…

Y cuando pides, descubres tesoros dentro de tu alma y corazón.

Pedir es de valientes… y tanto que lo es.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies