La realidad actual, tanto laboral como personal, implica siempre un aprendizaje, por muy pequeño que sea, por lo que es necesario que, como personas, nos orientemos hacia una constante renovación y lo recomendable es reaprender de las oportunidades que se nos hayan presentado hasta ahora. Esto es como querer llenar un vaso ya lleno.. .para llevarlo hay que vaciarlo primero.

Dado que vivimos en tiempos de cambios constantes y continuos  es conveniente que reflexionemos para comprender el sentido de nuestra vida, circunstancias y acontecimientos. Sobre todo, de los acontecimientos que nos generan contratiempos.

Desarrollarnos como personas en la Era del Cambio implica:

.- Desaprender.

.- Fomentar la capacidad de aprender nuevamente.

.- Consolidar las buenas costumbres olvidadas.

.- Reforzar nuestra “orientación”.

.- Lograr cambios en nuestro comportamiento “apalancado”.

.- Reconocer los malos hábitos para poder “abandonarlos”.

Para ello conviene que te «desorganices» de tu rutina y:

.- Analices tu situación económica.

.- Confirmes qué es lo que quieres realmente.

.- Clarifiques qué es lo que hacías antes y qué es lo que haces ahora.

.- Detalles tu experiencia, habilidades, circunstancias actuales.

Recuerda que toda la información que admitas como válida debe estar basada en unos valores y principios, acordes con tus deseos y objetivos honestos para que realmente te lleven a la EVOLUCIÓN Y CAMBIO QUE TE MERECES.

Y la dinámica que te traigo hoy se llama «Aprender Haciendo». Así, de buenas a primeras suena simple, sencillo y básico pero a la hora de la verdad, las caras son un poema.

Materiales: tarjetas en blanco + lápices de colores + muchas ganas!

Para empezar, me gusta siempre echar mano de unos minutos de respiración consciente y profunda para serenarnos. Luego, nos sentamos en círculo para poder vernos unos a otros (si lo hacemos en grupo) o en un lugar tranquilo (si estamos solos) y cogemos 4 tarjetas en blanco.

En cada una respondemos a estas 4 preguntas:

1.- ¿Tengo fuerza de voluntad para generar cambios?

2.- ¿Cuáles son mis metas ahora mismo?

3.- ¿Qué materia/trabajo/cambio despierta mi curiosidad y me veo estudiándolo/haciéndolo/generándolo?

4.- ¿Tengo miedo al fracaso?

Con ellas, encuentro opciones que me ayudan a abrir caminos nuevos ya que, nuestros pensamientos y creencias influyen en nuestras emociones, decisiones y conductas actuales.

Si ya de inicio digo que es imposible ReAprender o Cambiar, me cierro y ni lo intento. Y si mis errores me pesan demasiado me dedico a justificarme día sí, día también.

Para que entiendas cómo nacen las creencias (cómo nace un paradigma) y lo «limitantes» que son, comparto contigo este vídeo con la confianza de que, abajo en los comentarios, me cuentes cómo te has sentido y qué se te ha pasado por la cabeza al verlo.

Abrazos,

Yolanda

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies